www.estherlample.es

Blog sobre gestión empresarial, contabilidad, laboral, fiscal, orientación laboral, y muchas cosas más

Dos pagadores en el IRPF

Written By: Esther Lample - Jun• 09•10

Estos días he hablado con varias personas que comentaban lo “injusto” que era que por tener 2 pagadores tuvieran que realizar la declaración de la renta y pagar a Hacienda.

Este caso le ocurre a muchas personas, ya que hoy en día es muy común haber trabajado en dos o más empresas. O bien que hayamos estado unos meses trabajando y otros en el paro, ya que la prestación de desempleo también se incluye en la declaración de la renta, y supone un pagador diferente de la empresa en la que se trabajaba. Otra caso es que la empresa en la que trabajemos haya cambiado de CIF, ya que también supone que haya 2 pagadores.

Por ello muchas personas este año al realizar su declaración de la renta se han llevado una sorpresa, puesto que la prestación por desempleo apenas incluye retención de IRPF, o si la incluye es del 2%.

En este sentido, los contribuyentes que cuenten con más de un pagador están sujeto a una normativa diferente a la hora de establecer quienes deben hacer la declaración de la renta. De esta forma, si el límite general es de 22.000 de ganancias salariales, este se reduce a 11.200 euros anuales para los contribuyentes con más de un pagador, siempre y cuando el segundo y posteriores, superen los 1.500 euros. Por ejemplo: una persona que haya trabajado hasta marzo de 2009 en una empresa y a partir de entonces en otra estará obligado a declarar si en total ganó más de 11.200 euros y percibió de la segunda más de 1.500 euros.

Una de las preguntas más habituales y también una de las quejas más generalizadas es que cuando hay un segundo pagador de por medio casi siempre es obligatorio declarar y con un resultado negativo.  Aunque en un principio pueda parecer algo aleatorio, lo cierto es que esta configuración tiene su lógica y esta se basa en cómo está estructurado el IRPF. La declaración de la renta es un impuesto progresivo, que aumenta su gravamen cuando mayor es la renta del contribuyente en función de unas tablas de IRPF que Hacienda publica todos los años.

El problema reside en que cada pagador realiza el cálculo de la retención de IRPF en función del salario que paga al trabajador de forma individual y no en su conjunto. Así, suele ocurrir que al sumar dichos salarios la retención o la escala del IRPF debía ser mayor. Por eso mismo, muchas veces el resultado del IRPF es a pagar cuando hay más de un pagador.

Es decir lo que sale “a pagar” es lo que se debería haber pagado cada mes mediante las retenciones si el tipo de retención hubiera sido el adecuado.

Con lo cual esa persona pagará lo mismo que otra persona en las mismas circunstancias personales y familiares y  con el mismo salario ANUAL.

Be Sociable, Share!

You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0 feed. You can leave a response, or trackback from your own site.

751 Comments

  1. Esther Lample dice:

    Buenas tardes Carmen:
    Dependerá de lo que te retengan.
    Un saludo,
    Esther Lample

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *